miércoles, 12 de junio de 2013

Ya soy mamá

Hola a todas ya he vuelto por aquí! El día 2 de Mayo para sorpresa de todos nacieron mis princesas, se adelantaron dos meses. Al principio nos llevamos un buen susto pq con siete meses se rompió la bolsa donde estaba Aroa, en ese momento no lo entendí pero creo que nos estaba avisando de que algo no iba bien y que tenía que ingresar para ponerles la maduración pulmonar. A los tres días me subió la fiebre (el día de las madres ) y me tuvieron que provocar el parto que terminó en cesárea al día siguiente. Lo más doloroso fue dejarlas ingresadas  y marcharme a casa con los brazos vacíos, no había consuelo con nada. Las veía tan chiquitinas e indefensas pero a la vez sabía que eran muy valientes y luchadoras. Siempre me había imaginado un parto ideal, abrazar a Aroa y a Carla en el mismo instante que nacieran, ponerlas en mi pecho, protegerlas, darles todo mi amor... Todo esto se ha tenido que  postergar, verlas al día siguiente de nacer, esperar que aumentaran de peso para poder cogerlas, y esperar un poco más para que se pegaran al pecho. Nunca olvidaré lo que sentí cuando por primera vez la enfermera me colocó a Aroa en el pecho, al día siguiente me colocaron a Carla, como sus cuerpos tan chiquitines me transmitían tanto calor y energía, en ese instante comprendí que más que yo a ellas, eran ellas las que me daban a mí.  Cada día me sacaba la leche para que se la dieran a través de una sonda y no respiraba tranquila hasta que llegaba a la ucin y las podía ver. Desde aquí quiero agradecer a todas las madres que compartíamos nuestro dolor, nuestras lágrimas y nos apoyábamos tanto en el cuarto de lactancia como en los pasillos.  También a las doctoras y al personal que las atendían.  Aunque he vivido momentos muy duros y de incertidumbre a la vez ha sido muy gratificante la recompensa.  Por suerte sólo tenían que ganar peso y lo que se podía haber alargado dos meses ha sido mes y medio. Ahora ya están en casa y aunque no tengo tiempo para nada soy muy feliz. Mientras escribo con una mano tengo a Carla acurrucada en mi pecho con la otra. Ha sido muy enriquecedor cuando me las he colocado a las dos en los pecho. Es tan grande el amor que se siente...

No hay comentarios: